Municipio de tradición religiosa, destaca la Iglesia de Nuestra Señora del Vado, Gótica del siglo XVI, construida en sillarejo de pizarra con contrafuerte de sillar. Es de una sola nave, crucero y ábside ochavado. En el interior destaca la talla románica de la Virgen, del siglo XIII, y los relieves renacentistas como el de "La Piedad", del siglo XVI, recientemente restaurado.

La Ermita de Sta. Filomena patrona de la localidad y fiestas patronales en su honor, así como las abandonadas Ermitas del Humilladero y de Sta. Casilda, conforman el enclave religioso del municipio.